Celos

Todos somos celosos. Los celos son una respuesta emocional humana. Hasta aquí todo bien. Yo notaba esos celos de joven, con 14 o 15 años, siendo aún un crío. Ahora, los reconozco, entonces, no lo entendía. Cuando miro hacia atrás, puedo afirmar que en aquel momento, mis celos entraban dentro de la normalidad emocional. No me generaban ningún tipo de conflicto con nada ni con nadie. Los sentía .Pero no iba a más. Hablo de celos no solo a nivel amor. Hablo de celos hacia todo.

“Todos somos celosos”

Con el consumo de drogas ( siempre que hablo de drogas incluyo la más peligrosa de todas, el alcohol) enfermé de cualquier tipo de emoción, y una de las que más se agudizó en mí de manera más enfermiza fueron los celos. Los celos enfermizos son un sufrimiento para el que los padece. Es un infierno. Rabia, ira, desesperación. No sabes cómo quitártelos de encima. Empatizo mucho con la gente que los sufre.

En mi proceso de recuperación, sanar esa parte de mí, ha sido básico. Me ha costado más de dos años empezar a sentir lo que sentía cuando tenía 15 años. La normalidad. Horas y horas de terapia. Primero, aprendí a identificar que lo que sentía eran celos irracionales. Que no tenía que ver nada con lo externo, sino con lo interno. Después, empecé una fase de aprendizaje donde iba ganándole terreno a la reacción. Es decir, sentía los celos, y la rabia, pero no actuaba contra nada ni contra nadie. Me quedaba quieto. Sufriéndolos. A medida que fue avanzando el tiempo ha sido espectacular. No solo ha bajado la intensidad, sino que ahora controlo perfectamente yo a la emoción y no ella a mí. Eso me ha provocado un estado de felicidad y de alivio que solo alguien que haya pasado por una recuperación similar puede entender. Se fue la rabia, la ira, y el odio.  Muchas veces, la mayoría, cuando los siento, me río de ellos. Yo me río mucho de mí mismo cuando ahora siento cosas que identifico que son malas o feas. Y siempre me digo “Ya estamos, el Luisma se ha quedado tonto, el Luisma se ha drogado y se ha quedado tonto”. La risa, básico en esto.

“Es básico identificar y tratar los celos”

Hablo de ello porque veo la manera de crecer de los chicos y chicas hoy en día. Y veo desde fuera sufrir a muchos de ellos. Entre otras cosas porque las nuevas tecnologías y redes sociales y la manera que tienen de usarlas hace que potencien hacia un lugar enfermizo esa emoción. Les come. Y no se dan cuenta. Y la van potenciando. Existen muchas técnicas y métodos para aprender a gestionar los celos. Pero no se enseñan. Ahora me parece curioso que esta reflexión que hago yo, los expertos la saben. Y que no sería importante si no fuera porque en muchos casos, afortunadamente no el mío, esos celos enfermizos traen serios problemas para la sociedad actual de la forma que muchos sabemos. Y lo que me parece inaudito es que no se enseñe desde primero de primero este tipo de cosas en las escuelas. Educación emocional que sanaría a toda una sociedad.

¿Te ha gustado?

10 points
Upvote Downvote