Cinco Horas

Texto: Rubén IG @rubencamins

Vídeo y voz: Cris IG @befreeandshinenow

Quiero agradecer a Cris su colaboración para llevar esta historia un poco más allá. Espero os guste. Rubén

Te voy a querer como el que quiere la cosa. Fue lo primero que se le ocurrió decir cuando ella le preguntó por aquella intensa relación que habían empezado en la red. Eso significa para mí que la cosa fluya, añadió. Los ojos verdes de Elia, se iluminaron entonces. Eran las seis de la tarde.

No me gusta el café, pero contigo me apetece ponerme un poco de hielo. Ella sonrió y le miró a los ojos. Me gusta como arrugas las mejillas. Y le acarició la mano. Me gusta mucho tocar, te lo advierto, añadió. Israel buscaba refugio a su timidez removiendo aquellos dos bloques de hielo. Pues te advierto que yo siempre digo lo que siento. ¿Y qué sientes ahora? Le preguntó Elia. Calma. Y el reloj dio entonces las ocho.

A las diez paseaban por la playa. Hoy hay lluvia de estrellas y quiero verlas así, contigo. Él tenía la sensación de que se conocían de toda la vida. Hay un momento, cuando conectas con una persona, que eso se siente así. Y así se lo dijo a ella. Perdona mi intensidad, se excusó, como si la intensidad fuera motivo de vergüenza. Entonces, la besó.

Y con los besos, llegó la tormenta de arena, una lucha preciosa en boca, con la palabra y la lengua intentando abrirse paso al mismo tiempo. Una batalla de luces, miedos, inseguridades y euforia se apoderó de ellos. Y en algún momento, fueron el uno al otro un mismo tiempo para siempre. Sí, como el que quiere la cosa.

A las once de la noche, Elia rectificó sus labios y ese miedo atravesó los pulmones de Israel. Habían pasado solo cinco horas desde el café y el hielo. El verano no es la primavera, fue lo primero que se le pasó a él por la cabeza .Que la primavera aún ha de venir, libre de miedo, llena de verde del que no seca los ojos, valiente y entera.

Una semana después, el verde más intenso era el de la conexión en línea de ambos en un lugar de encuentros. En realidad, la soledad es el éxito de estos lugares. Nadie quiere fundir su luz a negro si puede hacer match con sus miedos.

¿Te ha gustado?

34 points
Upvote Downvote