Cómo era viajar en el Concorde

El Concorde fue el avión de pasajeros más icónico de la historia, conocido además por ser el avión más seguro de la historia… hasta su fatal accidente en el año 2000, donde murieron 109 pasajeros y cuatro personas que estaban en tierra.


Pero… ¿Cómo era viajar en el Concorde hasta su accidente? ¿Qué caracterizaba a este avión?

El Concorde, un avión mágico

En sus 27 años de uso, desde 1969 a 2003, el Concorde solo tuvo 2,5 millones de pasajeros y realizó un total de 5.000 vuelos útiles, un número muy bajo para un avión que estuvo en activo durante tantos años. El precio, además, no ayudaba a que muchas personas se animasen a comprar un billete para viajar en él ya que había que pagar alrededor de 6.000 euros para realizar un viaje de Londres a Nueva York. Un auténtico pastón.

Además, hay que tener en cuenta que este avión consumía una cantidad muy grande de combustible, 25.680 litros de queroseno por hora.

Es por esto por lo que se convirtió en algo más que en un avión. El Concorde pasó a ser un instrumento de prestigio económico en Francia y Reino Unido, ya que solo viajaban las personas más pudientes del mundo. Elton John, Mick Jagger, Elizabeth Taylor o Sean Connery fueron algunos de los famosos que viajaron en este famoso avión. Por supuesto, también viajó la Reina de Inglaterra.

Curiosidades sobre el Concorde

  • El avión era capaz de volar más rápido que el movimiento de rotación de la Tierra, que es de 1666 km/h.
  • En el Concorde se consumieron 1.000.000 botellas de champagne.
  • Cuando alcanzaba la altitud máxima, que era de 60 mil pies, era posible ver la curvatura de la Tierra.
  • Actualmente tendría un precio muy elevado, 158 millones de dólares por cada unidad.
  • El Concorde ha sido pilotado por muy pocos profesionales. Se dice que en Estados Unidos han existido más astronautas que pilotos del Concorde.
  • Por el extremo calentamiento, el fuselaje del Concorde se extendía entre 15 y 25 centímetros en cada viaje.
  • Tenía una tripulación con seis personas. En el avión viajaban, además de los pasajeros, un piloto, el primer oficial, el ingeniero de vuelo y seis tripulantes de cabina.
  • Cuando salió al mercado, el Concorde tuvo más de 100 pedidos, pero, finalmente, no se vendieron apenas debido a la crisis del petróleo que vivieron en la década de los años 70. De ahí que se convirtiera en un producto de lujo.
  • Contaba con una bodega de vinos añejos dentro del avión para acompañar a los lujosos platos de la cocina. Igualito que los aviones de Ryanair.

Estas son algunas de las curiosidades más destacadas del Concorde, el avión que ha hecho historia y que voló por primera vez hace ya más de 40 años. ¿Te imaginas cómo hubiera sido viajar en él?

¿Te ha gustado?

33 points
Upvote Downvote