El Var en Casa

Marcos llegó a casa pasadas las 6 de la mañana. Se quitó la ropa con todo el cuidado que pudo teniendo en cuenta la borrachera con la que cargaba. Tratando de quitarse la bota izquierda, resbaló y cayó al suelo justo por el lado de la cama de Eli. El golpe fue lo suficiente aparatoso para que ella despertara de golpe. Marcos arrugó la cara como lo hace un niño pequeño tratando de convencer a un adulto de que aquí no ha pasado nada. Mal y tarde. Eli se sentó, le repasó con la mirada, se levantó y se fue directa al portátil. Se sentó y pidió la revisión de la jugada. Hacía un mes, y tras un par de años de relación, Marcos y Eli habían instalado el sistema de Var en casa.

“Marcos y Eli habían instalado el sistema de Var en Casa”

Dando un par de volantazos Marcos protestó, se fue hacia ella y le pidió que lo dejara, que volvieran a la cama. Trató de convencerla con unos besos que él creía eternos y que a ella le llegaban con un horrible sabor a ginebra barata. Enfadada le apartó y centró toda su atención en las cámaras. Las imágenes que vio eran de hacía un par de horas en una discoteca de Malasaña. Marcos aparecía en ellas bastante acaramelado a lo que parecía una rubia bastante alta. No se veía con nitidez si había suficiente contacto entre ambas caras como para que los labios se juntaran.

“Trató de convencerla con unos besos que él creyó eternos pero a ella le sabían a ginebra barata”

Entonces Eli puso el modo lento y congeló la imagen. En un momento parecía que sí, que Marcos besaba a aquella chica o al menos trataba de alcanzarla por la comisura. Aquello para Eli era falta clara, y además, dentro del área. Marcos se quejaba. No la había tocado y además no quedaba claro. Jugadas como aquellas eran normales en una discoteca tan abarrotada de gente. Había contacto sí, pero no el suficiente. Eli no lo veía claro y revisó las cámaras de casa. Marcos se había lavado los dientes durante quince largos minutos y se había echado Dolce Gabanna. Se giró hacia él, y pitó. Penalti, expulsión y a casa de su madre una semana.

¿Te ha gustado?

29 points
Upvote Downvote