La Vacuna Contra El Hambre

Datos oficiales aseguran que 265 millones de personas en el mundo podrían haber muerto de hambre en 2020. Es escalofriante. Esto no tendría tanto peso si no fuera porque la vacuna contra el hambre está inventada hace cientos de años, se llama comida. Hay vacuna contra el hambre en todos los países. Hay vacuna americana, búlgara, alemana, española, andorrana, polaca, …hay muchos países que poseen la mágica vacuna. Algunas pueden provocar trombos, como la del Kentucky si te la inyectas a diario, pero en general, funcionan.

“265 millones de personas en el mundo podrían haber muerto de hambre en 2020”

Por algún tipo de error en el suministro, todavía no se ha llegado a inyectar la misma a toda la población mundial para que el problema desaparezca. Es extraño. Porque ahora con el COVID queda demostrado que en apenas 1 año toda la población mundial estará vacunada contra esta enfermedad. Y hay muchas menos dosis. Creo que sería importante utilizar los mismos canales de distribución para la vacuna del hambre que se está usando para la del COVID. Seguramente ahí esté el fallo. Sí, definitivamente el fallo está en la distribución, en el suministro.

“Sería importante usar para el hambre los mismos canales de distribución que usamos para la vacuna del COVID”

Por lo demás, la conciencia ante el problema es similar, el mundo está muy preocupado cada día por esta plaga. De hecho queremos salir a la calle cada día sin mascarilla para que nos metan un poco de vacuna por la boca, ya sea en forma de pollo o ternera. No queremos morir. Hemos hecho hasta vacunas especiales para vegetarianos y veganos. El nivel de preocupación ante esta pandemia es máximo.  Artistas, científicos, periodistas, la televisión, los medios, las redes, es un no parar. Las manifestaciones, las protestas, ..No queremos que nadie muera de hambre. Y nos vamos a parar en nuestro empeño hasta solventar el problema.

“No queremos que nadie muera de hambre”

Terminando de escribir esto pienso, eres un oportunista, eres un demagogo. Definitivamente he decidido pensar eso, terminar este artículo y preguntarle a mi madre si puedo ir hoy a vacunarme a su casa que no me apetece cocinar nada.

¿Te ha gustado?

32 points
Upvote Downvote