La Vida y el Anuncio de Mahou

Voy a escribir este artículo aquí porque creo en un futuro que sea mejor.

Esta semana se ha estrenado el anuncio de Mahou. Todas las reacciones han sido positivas. Todas. No hay debate. Preciosa historia. Precioso anuncio. Qué emotivo. La vida. La vida es más vida cuando nos encontramos.  Pues sí. Es cierto. Hasta ahí todo bien. Después de verlo descolgué el teléfono y llamé a Rafa, con quien voy a dar unas charlas sobre la música, el arte, las drogas. Hubo debate entre ambos. Enriquecedor. Eso vamos a pretender al menos, abrir debate. Porque por lo que veo, no lo hay. El anuncio es precioso. Voy a hablar entonces yo aquí de la otra parte, la que se esconde.

La vida es más vida cuando nos encontramos con una cerveza, con una Mahou. Ese es el enunciado real del anuncio. Hace unos años yo me hubiera emocionado también, sin más. Un anuncio de cerveza. Qué bien. Seguramente nadie se imagina el mismo anuncio pero con cocaína. La gente encontrándose metiéndose una raya. Eso es feo. Nos han educado al menos en ese sentido. Cuando alguien consume cocaína es consciente de que es peligroso. Pero con el alcohol no. El alcohol campa a sus anchas. El alcohol es la droga más poderosa. La que más engancha. La más peligrosa. La que más muertes causa. Pero por una cuestión de educación nos cae bien. Mucho mejor que la cocaína.

No estoy en contra de que la gente beba si no tiene un problema. Si no tienes un problema de adicción, beber es algo a lo que no me opongo. Una cervecita, unos amigos, una charla, bien. El problema es la descompensación brutal entre la publicidad positiva y la negativa. Gana la positiva por goleada. El anuncio de Mahou aporta otra semilla para que miles de chavales crean que beber está bien sin más. Luego está la frase por ahí escondida de que bebas con moderación.  El 10% de la población se enganchará al alcohol. Es pura estadística. El 90% de ese 10% va a morir, o terminar en la cárcel, o en el psiquiátrico. Todo, después de destrozar otras tantas vidas a su alrededor. Si lo piensas es brutal la impunidad con la que campa a sus anchas la publicidad positiva del alcohol en los medios. Descompensada totalmente con la negativa, casi inexistente. Repito, ¿os imagináis un anuncio así con cocaína?

Escribo esto aquí, para aportar una semilla de publicidad negativa. No juzgo a la gente que sale en el anuncio. Hace unos años, si me lo piden, salgo. No somos conscientes ,no queremos serlo, de la burrada que supone que este tipo de publicidad la tomemos como emotiva y buena. Es de locos. Pero sí, es mejor vivir mirando al otro lado. Y de esa manera, apartando también al enfermo que no ha sabido disfrutar de la vida según el anuncio. Lo dice bien claro el anuncio, vive y bebe feliz. Pero si no sabes hacerlo, aquí no vengas a molestar. Inconsciente.

No me apetece poner el anuncio acompañando al post. Prefiero poner la canción de Jarabe de Palo que ellos usan y reivindicarla como un agradecimiento a la vida. Así me ayuda a mí. Así seguiré escuchándola. Como un canto a la vida de verdad. Por un futuro mejor.

¿Te ha gustado?

26 points
Upvote Downvote