Las peores Apps de la historia

Hoy en día existen millones de aplicaciones que podemos instalar en nuestro smartphone, muchas de forma gratuita. Claro está que no todas estas aplicaciones son recomendables, es más, hubiera sido mejor que algunas de ellas no hubieran ni siquiera salido a la luz. Es cierto que dicen que para gustos los colores, pero algunas Apps, realmente, no sirven para nada, aparte de para robar espacio en tu móvil.

Veamos nuestro TOP particular:

Passion, la App que mide tu pasión

¿Quieres medir cómo de buen amante eres? Pues la App de Passion es lo que estabas buscando. Para usarla tan solo tienes que abrir la App y emitir unos movimientos y sonidos concretos para evaluar si eres o no un buen amante. ¿Sirve de algo esta aplicación? Lo cierto es que no.

Kiss me (besa a tu móvil)

La aplicación Kiss me te permite practicar tu forma de besar con tu dispositivo móvil. ¿Es esto útil? Para nada. Además, no creo que besarte con tu teléfono móvil sea lo más normal del mundo. ¿Te imaginas hacerlo en público? Seguro que los únicos besos que recibirías serían los de tu pantalla.

I’m Rich

Esta es una de las peores Apps de la historia y es que no tiene ninguna utilidad. Esta App simplemente existe para demostrar cuando alguien es rico. ¿Por qué? Pues porque su precio era de 999 euros. Al descargarla solo aparecía un diamante en la pantalla que al pulsarlo decía: “Soy rico, lo merezco”.

Esta App finalmente fue retirada ya que no tenía ningún éxito. Aun así, se dice que 8 personas compraron la aplicación. ¿Hay una forma peor de tirar el dinero?

Hair Clinic

Hair Clinic es una App que promete un cabello abundante y saludable que se generará a través de una serie de ondas que salen de tu teléfono móvil y que aumentará la circulación de sangre en la raíz de tu cabello.

Obviamente, esto que promete la App no es cierto. Aun así, parece que muchas personas decidieron probarlo para ver si su cabello se regeneraba. Como era de esperar, esto no pasó.

Cry Translator

Esta App permite diagnosticar el llanto de un bebé para decirle a los papás qué es lo que quiere. Si quiere dormir, comer, si tiene frío, si está cansado…, lo cierto es que la idea es buena, pero no tanto la App.

Muchos padres que descargaron la App se quejaron de que las respuestas eran aleatorias, por lo que, en definitiva, la App no servía para nada.

Hangtime!

Esta es otra de las Apps absurdas que se han creado. Sirve para medir lo alto que puedes tirar tu móvil para saber hasta qué altura puede resistir los golpes, algo que es muy absurdo ya que en una de esas se te puede dañar el teléfono móvil.

Así que esta, al igual que todas las que hemos visto, son Apps que no sirven realmente para nada y que solo están ahí para ocupar espacio en la memoria del smartphone. ¿Se te ocurre otra que merezca un sitio en esta lista de las peores Apps de la historia? Avísanos en las redes.

¿Te ha gustado?

28 points
Upvote Downvote