¿No ligas en Tinder? ¡Contrata a un coach!

Eh, tú. Sí, sí, tú. Tú que dices que en Tinder, o en Adopta un tío, o en Meetic no te comes un «torrao«. A ver, enséñame tu bio.

¡Si es que no puede ser! ¿Cómo vas a ligar con ese perfil? ¿Tú te has visto? Cara blanca, expresión penosa, sonrisa forzada, foto descentrada, ¡anda, déjame que te ayude!

Si eres hombre, esto te interesa. Y es que el 95 % de las personas que contratan un «Tinder Coach» son hombres. Lo cierto es que no entiendo muy bien por qué porque a nosotras no nos va mucho mejor que a ellos. Tienes un match cada mucho y las posibilidades de que ninguno de los dos deis el primer paso para hablar son enormes. Otras veces, las conversaciones se quedan en dos frases y otras parece que la cosa avanza pero acaba muriendo en la orilla. Una pena.

Sin embargo, con las «nuevas» formas de ligar, han llegado los nuevos negocios asociados a ellas. Para empezar, el de la fotografía.

Hay fotógrafos que pueden conseguir que pases de ser un tío calvo con barriga a un interesante hombre maduro rapado y consagrado al hedonismo. Un poquito de sombras por aquí, un buen encuadre por allá, un fondo bonito, una sonrisa más o menos sincera y unos cuantos retoques en photoshop y ¡voilà!, tus posibilidades de tener un match aumentan considerablemente.

Al menos eso afirman muchos fotógrafos que ofrecen estos servicios por el módico precio de 100 a 300 euros la sesión dependiendo del número de fotos retocadas.

También es importante el «copy«, que es el texto que viene acompañando a la foto para formar la «bio» completa. Hay muchas páginas que te aconsejan cómo hacer ese texto publicitario con el cual vas a conseguir venderte y tener muchos match. También puedes pagar por ello, pero si te has gastado todo el presupuesto en las fotos, con solo unos consejos puedes hacer que tu perfil deje de ser el de un «loser» y empieces a tener match, que es el objetivo.

Una vez que tienes los match, lo que necesitas es un Tinder Coach o más genérico, un «Dating Coach«. Los hay que revisan tus conversaciones anteriores para detectar fallos y darte feedback, otros tienen sesiones de video contigo para aconsejarte acerca de cómo hablar, de cómo presentarte como un hombre o una mujer de éxito, interesante, culta, etc.

¿Y si yo no soy así? Pues cambia, porque está claro que tu personalidad actual no ayuda, y como decía Emilio Duró en el famoso vídeo: «si comes zanahoria, cagarás zanahoria».

Los servicios de los «Dating Coach» pueden ir desde los 100 euros por una llamada de 20 minutos de consejos hasta 1800 euros por hacerse pasar por ti para conseguir una cita. Bien porque eres alguien muy «top» y no tienes tiempo para atender tus redes o bien porque eres alguien muy cenutrio y hay que hacértelo todo.

Sea como sea, cuando llegue la cita, estarás solo o sola ante el peligro, pero eso, es harina de otro costal.

¿Te ha gustado?

38 points
Upvote Downvote